Para los opositores, hay un elemento en común que les juega malas pasadas: la pérdida del tiempo. En este contexto la ley de Parkinson juega un papel relevante. Esta ley se basa en utilizar todo el tiempo que te has establecido para realizar un trabajo, en finalizarlo. En el caso de las oposiciones, se traduce en el tiempo que dedicas a estudiar.

A continuación, os contaremos en qué consiste la Ley de Parkinson y qué hacer para evitarla.

¿Qué es la Ley de Parkinson?

La Ley de Parkinson dice que el trabajo se expande hasta llenar el tiempo asignado para su finalización. Es decir, si tu te estableces 3 meses para terminar un temario en concreto, es probable que uses todo ese período para estudiar ese contenido, incluso si no necesitas todo ese tiempo para aprendértelo. ¿En qué se traduce esto? En una pérdida de tiempo y productividad, ya que, tendemos a adaptar nuestra dedicación, al tiempo que previamente hemos asignado a una tarea, sin considerar el tiempo realmente necesario para completarla eficientemente.

¿Cómo afecta a los opositores?

Esta Ley puede ser un obstáculo muy importante ya que, muchos opositores dedican más tiempo del que necesitan a cada tema o asignatura, pensando que al estudiar más tiempo o, esforzarse más, las probabilidades de éxito aumentarán. A pesar de ello, estas suposiciones no tienen ningún argumento ya que, dedicar más tiempo del que es necesario a un temario, solo te quitará tiempo para estudiar otras asignaturas que realmente sean importantes.

¿Cómo evitar esta ley?

El primer paso es familiarizarte con todo el temario que tienes que estudiar para poder organizarte de manera efectiva. Una vez que hagas esto, es fundamental establecer metas realistas, asignándote plazos específicos para lograr cada una de ellas.

Puedes utilizar la técnica del Pomodoro, que consiste en estudiar un tiempo en concreto (por ejemplo 30 minutos), seguidos de pequeños descansos (10 minutos). Esto, puede aumentar tu concentración durante el tiempo que estés estudiando. El Palacio de la memoria también es otra técnica que te ayudará a optimizar tu tiempo durante el estudio.

Además, deberás identificar las áreas más difíciles o que te cuestan más y dedicarles más tiempo, ¡eso sí! sin descuidar el resto del temario.

Una vez que hayas avanzado con el temario, realízate evaluaciones para poder ver tu progreso. Esto, te ayudará a saber qué temas llevas peor y ajustar tu plan de estudio según sea necesario.

Establecer metas realistas y sabes gestionar el tiempo de estudio, te ayudará a optimizar tu tiempo y prepararte adecuadamente tus oposiciones.

En Oposbank te ayudamos durante el proceso, no solo para proporcionarte el material necesario para tus oposiciones, sino también, para darte las estrategias y consejos que te ayudarán a superarlas con éxito.

Dejar un comentario