Método Pomodoro: Cómo Ayuda en el Estudio de Oposiciones

El Método Pomodoro es una una técnica de gestión del tiempo desarrollada por el italiano Francesco Cirillo. Como curiosidad, debe su nombre al clásico temporizador de cocina en forma de tomate, Pomodoro en italiano, lengua de su creador.

Esta técnica para el trabajo y para el estudio consiste en utilizar bloques de tiempo que se denominan Pomodoros y que consisten en un bloque de 25 minutos de trabajo y 5 de descanso que se van encadenando.

Puede parecer que 25 minutos es muy poco, pero esta técnica se basa en alcanzar una máxima concentración durante ese tiempo (sin teléfono móvil ni música ni ningún tipo de distracción).

¿Qué sucede si no hemos completado la tarea? Si estudias oposiciones sabrás que un Pomodoro de 25 minutos no basta para hacer casi ninguna tarea. ¡No importa! Para seguir bien el método debes parar transcurridos esos minutos y puedes apuntar en el margen las cosas que se han quedado pendientes. Pero es importante que no alargues demasiado el tiempo para que la concentración sea realmente máxima durante un bloque de tiempo fijado.

Entonces, llega el descanso, un momento para tomar un café rápido, estirar las piernas o hacer cualquier cosa que no tenga que ver con el trabajo.

¿Cuántos Pomodoros seguidos debo hacer? La distribución del tiempo se basa en la repetición de tres bloques y, en el cuarto, se permite hacer un descanso más grande, ¡una recompensa de 20-30 minutos!

infografia metodo pomodoro

Ventajas de la técnica Pomodoro para estudiantes y opositores

La técnica Pomodoro tiene a la vez admiradores y detractores. Pero es cierto que muchos estudiantes de oposiciones prueban a utilizarla, sobre todo, en los días en los que tienen que avanzar con urgencia y estar muy concentrados. Estas son sus principales ventajas:

Flexible

La técnica ha sido desarrollada para trabajar durante 25 minutos, pero si te sientes más cómod@, también puedes probar a alargar ligeramente o acortar este espacio temporal.

Sin distracciones

El tiempo útil para el estudio de una tarea está súper concentrado en 25 minutos. Por eso, los móviles y las distracciones están prohibidos cuando se trabaja con esta técnica. No consiste en pasar mucho tiempo frente a los apuntes, sino en que ese tiempo sea verdaderamente útil.

Alcanzar objetivos

Intenta ajustar las tareas a uno, dos, tres Pomodoros o los que estimes. Es una forma estupenda de motivarte. Por ejemplo, estudiar determinada parte del temario en una ronda de Pomodoros. Trata de recordar el objetivo e ir a por él. Esta técnica es muy buena también para estimar tu tiempo, por ejemplo: “cada repaso me cuesta 3 Pomodoros”.

Organizar tus tareas

Utilices el método que utilices para estudiar, tendrás que programarte y organizarte con un plan de estudios. En vez de pensar en horas, en este caso tendrás que pensar en Pomodoros, ¿te atreves a probarlo?

Estudiar con método Pomodoro
5 (100%) 2 votes

Dejar un comentario