Uno de los principales motivos por los que muchas personas se presentan a las oposiciones de funcionario, es por la estabilidad laboral que proporcionan. A pesar de ello, tienes que tener en cuenta que eres un trabajador más por lo que deberás cumplir un contrato y unas condiciones. Si no las cumples, podrás perder la plaza o arriesgarte a que te sancionen.

A continuación, os vamos a contar algunos de los motivos por los cuales podrías perder tu plaza de opositor.

Pérdida de nacionalidad

La pérdida de nacionalidad es una de las circunstancias por las que podrías perder tu estabilidad laboral como funcionario, siempre y cuando tu contrato requiera ser ciudadano del país en cuestión o de un país miembro de la Unión Europea. En este caso, si pierdes la nacionalidad, perderás tu plaza como opositor.

Esta medida se impone para garantizar la coherencia con la legislación y las políticas laborales del país.

Por renuncia voluntaria

Otras de las razones por las que puedes perder tu plaza de funcionario es por tu propia renuncia. Esta debe presentarse por escrito y además debe ser aceptada por la Administración.

Si tomas esta decisión, debes meditarla muy bien ya que, a pesar de poder volver a conseguir esta plaza realizando de nuevo el proceso de selección, nadie te garantiza que se produzca la reincorporación a tu puesto del servicio, ni que se produzca de forma inmediata.

Incumplimiento de tus obligaciones laborales

Como funcionario, estás sujeto a una serie de responsabilidades, por lo que, si las incumples de forma reiterada, esto podría llevar a medidas disciplinarias y, en las situaciones más graves, a la pérdida de la plaza.

Además, sanciones como conductas inapropiadas, negligencias en el servicio público o delitos, pueden conllevar también a la pérdida de tu plaza.

Cambios en la organización

En muchas ocasiones, se pueden realizar cambios, reestructuraciones o fusiones en la organización que afectan a la estabilidad de las plazas de los funcionarios. Este punto es menos común, pero a pesar de ello, es necesario estar al tanto de los cambios institucionales que pueden afectar a tu puesto de trabajo.

Jubilación

Si optas por la jubilación total, esto implica dejar de trabajar de forma definitiva. La jubilación puede ser voluntaria si cumples las condiciones que se dictan en el Régimen de Seguridad Social u, obligatoria, si cumples la edad legal que está establecida.

Si tienes más dudas acerca de este tema, puedes ponerte en contacto con nosotros y te resolveremos todas tus dudas, ¡A por la plaza!

En este enlace podrás ver todas nuestras oposiciones y comentarnos más detalladamente en qué oposición estás interesado para proporcionarte la información que necesites.

Dejar un comentario