Buscador:

Oposiciones

oposiciones

Una oposición es un procedimiento selectivo en el que cualquier persona, que cumpla los requisitos para participar, pueda acceder a un puesto de trabajo como empleado público.

El procedimiento habitual que suelen usar las distintas Administraciones para dotarse de personal, es publicar anualmente una Oferta de Empleo Público, en la que se reflejan el número de plazas que van a necesitar cubrir de cada especialidad, tanto de funcionarios como de personal laboral.

Tras la Oferta de Empleo Público, el Organismo responsable de la provisión y selección de este personal, pública en el Boletín Oficial que corresponda mejor a su ámbito geográfico, la Convocatoria Pública correspondiente a cada Especialidad.

En la convocatoria se recogen los requisitos que se exigen a los aspirantes, el plazo para la presentación de la instancia para participar en la misma, y las pruebas que han de superar los opositores.

Cada oposición tiene unos requisitos previos y un proceso selectivo concreto.

Hay tres tipos de procedimiento selectivo:

  • Oposición: es la celebración de una o más pruebas para determinar la capacidad y aptitud de los aspirantes y fijar un orden de prelación.
  • Concurso: En este proceso se tienen en cuenta los meritos del candidato: formación (tipo y horas), experiencia laboral (tipo, horas, tareas, etc.)?. En la convocatoria del concurso aparece una baremación dónde indica los méritos que se pueden presentar y los puntos otorgados por cada tipo de mérito que se presenta.
  • Concurso-oposición: es la unión de ambas, por lo que habrá una fase de pruebas y una fase de evaluación de méritos.

Tras haber presentado las solicitudes, aparecen las listas provisionales de candidatos admitidos y excluidos, y más tarde las definitivas.

El siguiente paso ya son las pruebas y aquellos aspirantes que las superen deberán presentar toda la documentación requerida para el nombramiento y toma de posesión, la fase final que cierra el ciclo de las oposiciones.

Todas las pruebas se adecuan al puesto de trabajo al que aspira un opositor y a la administración para la que trabajará.